16 junio 2010

Contra la impunidad

"Artistas y familiares de víctimas del franquismo han presentado esta mañana un vídeo, realizado por la cineasta Azucena Rodríguez, en el que 15 escritores, actores y músicos ponen rostros y voz a otros tantos asesinados durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. Ninguno de los artistas que participan en el vídeo ha cobrado por ello (...) "Ha sido necesario un vídeo así porque las historias de estas personas no están en los libros de texto, no se escuchan, no se sabe lo que han sufrido", ha denunciado Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, quien ha confiado en que el documental sirva, no solo para "avergonzar" a "los jueces que han perseguido a un juez por intentar investigar unos crímenes reales", sino para que "hagan algo".

Noticia en El País (16/06/2010): "No tuve juicio, ni abogado, ni sentencia, mi familia me sigue buscando"

En los comentarios de YouTube, bajo el mencionado vídeo, se mezclan críticas a la gestión económica del Gobierno con irónicos testimonios de familiares que fueron asesinados por parte de los republicanos... A éstos últimos cabe recordarles que la izquierda ya reconoció sus acciones violentas y asesinatos, y se sintió avergonzada y muy decepcionada por ello. Estas muestras de arrepentimiento no se dieron por parte de la derecha española. La ley de Amnistía vino bien para silenciar los rencores y disipar responsabilidades, pero los abusos de poder tan sólo han sido reconocidos por una parte. La población afectada tiene una herida que se traspasa de generación en generación hasta que ésta pueda tener su espacio de reconocimiento y duelo. El reconocimiento estatal, público y cultural del dolor de esas personas es necesario para curar el pasado, que no puede escindirse tan fácilmente del presente. Si bien la prioridad económica de España es salir de esta crisis, no puede ser incompatible con condonación de la deuda histórica -ética- del estado español para con la ciudadanía que pide el reconocimiento y duelo necesario para aliviar su sufrimiento.

El vídeo: